Spiga

Como Servir En Tu Iglesia Local - Parte 1

Introducción

1 CORINTIOS 12:12-27
12 Porque así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, pero todos los miembros del cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo, así también Cristo.
13 Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean judíos o griegos, sean esclavos o libres; y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu.
14 Además, el cuerpo no es un solo miembro, sino muchos.
15 Si dijere el pie: Porque no soy mano, no soy del cuerpo, ¿por eso no será del cuerpo?
16 Y si dijere la oreja: Porque no soy ojo, no soy del cuerpo, ¿por eso no será del cuerpo?
17 Si todo el cuerpo fuese ojo, ¿dónde estaría el oído? Si todo fuese oído, ¿dónde estaría el olfato?
18 Mas ahora Dios ha colocado los miembros cada uno de ellos en el cuerpo, como él quiso.
19 Porque si todos fueran un solo miembro, ¿dónde estaría el cuerpo?
20 Pero ahora son muchos los miembros, pero el cuerpo es uno solo.
21 Ni el ojo puede decir a la mano: No te necesito, ni tampoco la cabeza a los pies: No tengo necesidad de vosotros.
22 Antes bien los miembros del cuerpo que parecen más débiles, son los más necesarios;
23 y a aquellos del cuerpo que nos parecen menos dignos, a éstos vestimos más dignamente; y los que en nosotros son menos decorosos, se tratan con más decoro.
24 Porque los que en nosotros son más decorosos, no tienen necesidad; pero Dios ordenó el cuerpo, dando más abundante honor al que le faltaba,
25 para que no haya desavenencia en el cuerpo, sino que los miembros todos se preocupen los unos por los otros.
26 De manera que si un miembro padece, todos los miembros se duelen con él, y si un miembro recibe honra, todos los miembros con él se gozan.
27 Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular.

Nosotros somos parte del Cuerpo de Cristo, es decir la iglesia. Aunque somos muchos miembros, somos un solo cuerpo.

Dios le ha dado una labor especial a cada miembro de la iglesia. Así como en el cuerpo humano cada miembro y órgano tiene su función, lo mismo sucede en el Cuerpo de Cristo. No existen apéndices en el Cuerpo de Cristo, todos los miembros sirven para algo.

Cada uno de nosotros es especial porque Dios nos ha dado una labor especifica en la iglesia. Y toda labor en la iglesia es importante. Puede que la labor que Dios te dio no sea visible, pero eso no le quita la importancia.

Otra cosa importante en este pasaje es que nos necesitamos. Debemos trabajar juntos y unir nuestro esfuerzo para que la iglesia crezca.